a

Guimarães

Guimarães, ciudad de origen medieval, tiene sus raíces en el remoto siglo X.

En esta época la Condesa Mumadona Dias, viuda de Hermenegildo Mendes, mandó construir un monasterio, que se convirtió en un punto de atracción y dio origen a la fijación de un grupo poblacional.

Al mismo tiempo, en la defensa del aglomerado, Mumadona construyó un Castillo a poca distancia, en la Colina, creando así un segundo punto de fijación. A conectar los dos núcleos se formó la Calle de Santa María. Posteriormente el Monasterio se transformó en Colegiada y adquirió gran importancia debido a los privilegios y donaciones que reyes y nobles le fueron concediendo.

Se convirtió en un afamado Santuario de Peregrinación y de todas partes acorrían creyentes con oraciones y promesas. La villa se fue expandiendo y organizando, rodeada por una muralla que hoy caracteriza la Ciudad-Cuna.

Fonte: CM Guimarães