a

Esposende

La elevación de Esposende a ciudad se remonta al 19 de agosto de 1572, durante el reinado de D. Sebastián (1554-1578). El 16 de diciembre de 1886 adquirió la categoría de Juzgado Municipal y, el 27 de octubre de 1898, la de Comarca Municipal. Fue después del período áureo del arte de marear, transcurrido entre las centurias XIV y XV, que Esposende conoció el auge -entre los siglos XVI y XVIII- a través del comercio marítimo, de la construcción y reparación naval.

Este itinerario de la ciudad comienza en el Centro de Información Turística de Esposende, espacio compuesto por tres áreas, en particular zona de atención, auditorio y espacio multiusos. Aquí podrá visionar una película promocional acerca del municipio, acceder a la más diversa información turística a través del contacto personalizado con los colaboradores, recoger algunos soportes en papel o simplemente explorar la mesa interactiva. Además, podrá apreciar exposiciones que se realizan temporalmente o adquirir algunos productos locales y artesanales. El escaparate interactivo que se encuentra en el exterior del edificio está disponible las 24 horas del día.

Pasando por la calle Rodrigues de Faria, más al sur del edificio del Centro de Información Turística, llegará a la Plaza Dr. Fonseca Lima. Puede visitar el Museo Municipal de Esposende, ubicado en un edificio que data de principios del siglo XX (1911), que en ese momento era el Teatro-Club d'Esposende, obra del arquitecto Miguel Ventura Terra. Durante la década de 1990, bajo la dirección de Bernardo Ferrão, arquitecto de la Escuela de Oporto, el Ayuntamiento de Esposende transforma este edificio en Museo Municipal y la inauguración se realiza en 1933.

El Museo de Esposende es un reflejo de sus raíces. En la planta baja, se encuentra la "Sala dos Azulejos" para exposiciones temporales, que lleva el nombre de los hermosos azulejos típicos del año 1911. El museo ofrece en sus dos áreas de exposición permanente, la 1º y 2º pisos, la cultura y la herencia local, gracias a sus colecciones de arqueología, historia y etnografía, permitiendo así la valoración y la interpretación del territorio y su relación intrínseca con el mar y el río Cávado.

En la Plaza Carlos de Oliveira Martins, que se encuentra frente a la Plaza Dr. Fonseca Lima, se encuentra la Capela do Senhor dos Aflitos. Los pescadores de Esposende construyeron allí una cruz de piedra, donde pintaron a Jesucristo y lo bautizaron con Senhor dos Aflitos. Una clara evocación al miedo que tenían del mar.

Después de estas visitas, si cruzamos la calle Barão de Esposende y la plaza Marquês de Pombal, llegamos desde el sur a otro lugar, el lugar de Pelourinho. Hasta 1910, la estatua de Pelourinho d'Esposende se encontraba frente al Ayuntamiento. Su estado de degradación los obligó a destruirlo para su reconstrucción entre 1925 y 1929, en el lugar donde se encuentra actualmente. Este es un ejemplo interesante del símbolo del poder del municipio. Sobre la base tradicional, compuesta por los 3 escalones de granito, se alza un eje y una columna hexagonal rematada con una capital tallada con motivos florales, así como una cruz de Cristo. El conjunto está superado por una cruz. Al final, podemos observar una esfera armilar, símbolo de las navegaciones portuguesas del año 500. También podemos observar un anillo de hierro en el centro de la columna. Los piloris se usaron originalmente para castigar públicamente a quienes se oponen a las leyes del municipio. Estos castigos pueden incluir la exposición pública o el castigo corporal.

El condenado fue atado a la picota para cumplir su sentencia y eso es lo que sirvió el anillo. La picota era el símbolo del poder de la comuna sobre los libros de servidumbre y poder de los señores de los hombres.

A través de la calle Narciso Ferreira, llegamos a la plaza Sacadura Cabra, donde se encuentra el edificio del antiguo Gremio da Lavoura de Esposende, convertido en 2011 en el Fórum Municipal Rodrigues Sampaio, sede de la Asamblea Municipal de Esposende, donde se realiza ciertos eventos culturales, como espectáculos o talleres. Ubicado en una casa que data del siglo XVIII, con en su fachada elementos refinados en granito, que fue el hogar de una familia extranjera de comerciantes marítimos.

Llegamos por la calle Dr. José Manuel Oliveira a la Biblioteca Municipal Manuel de Boaventura. La instalación de una biblioteca de la Fundación Calouste Gulbenkian se remonta a los años 80.

A fines de la década de 1980, el municipio decidió construir una biblioteca municipal y la inauguración se realizó en 1992. El complejo ocupado por la biblioteca es el resultado del trabajo del arquitecto Bernardo Ferrão en varios edificios del siglo XVII y Siglo XVIII. El arco existente en uno, le da el nombre al conjunto: Casa do Arco.

Actualmente, la biblioteca está ubicada en un área de 1.100 m2 con varias exposiciones de lectura, audiovisuales y temporales. También hay actividades culturales como cine, teatro, conferencias y poesía. Además de los fondos generales, la biblioteca municipal posee tres fondos especiales, de gran valor: el Fondo del poeta António Correia de Oliveira, el Fondo Coleção Silva Vieira y el Fondo Fond Manuel de Boaventura. En homenaje a este último, la biblioteca lleva su nombre.

Cuando bajamos por la calle da Senhora de Saúde por Praça do Município y pasamos la carretera nacional 13 (EN13), vemos un lugar boscoso donde se encuentra la Capela da Senhora da Saúde. Para acceder a él, atravesamos un camino arbolado que refleja el singular bucolismo de este lugar.

La actual Capilla da Senhora da Saúde no siempre ha tenido este nombre. Esta designación es muy reciente. Inicialmente, se dedicó a S. Sebastião y llevó este nombre durante varios siglos. La capilla original data de mediados del siglo XVI, pero la actual es de finales del siglo XVIII y fue designada Capilla de S. Sebastião y Soledade. El frente de la capilla es muy simple, simétrico y el blanco de la fachada contrasta con el granito gris de las molduras y ángulos. Este pequeño santuario para bodas tiene una capilla madre (altar mayor), una nave, un corazón y la sacristía, rodeada por un gran espacio rodeado por una pared de granito y salpicado por grandes plátanos a lo largo del camino. En la pared del lado sur, podemos ver un panel de azulejo azul y un fleje policromado, cuyo dibujo es de Manuel Gonçalves Viana, es la Senhora da Saúde con la inscripción "N. Sra da Saúde, por nós- Salus Infirmorum-Ave Maria- N. Senhora da Saúde de Esposende- 300 dias de indulgencias a quemar Padre - Nosso, quatro Ave-Marias y uma Glória Patri, diante desta milagrosa imagem ". Desde 1902, un año después de la instalación de la estatua da Senhora da Saúde, el festival ha tomado este nombre, con las proporciones y características de la gran peregrinación popular del Miño e incluso fue llamado "festival del pueblo". Actualmente, se llama "festival de la ciudad" y se lleva a cabo anualmente el 15 de agosto.

Volviendo al centro de la ciudad por la calle de la Senhora da Saúde, aquí está la Praça do Município. La Iglesia de la Misericordia es parte de un complejo de edificios que también incluye la Casa de la Misericórdia, cuya Hermandad se instituyó en 1595.

El templo actual data de 1893 de acuerdo con las inscripciones existentes en el interior. En la iglesia se construyó la Capilla del Senhor dos Mareantes, una capilla con características excepcionales y clasificada como monumento de interés público. Su decoración es una maravilla, la madera tallada de una iconografía muy rica. Tenga en cuenta también los nichos en el lado superior en el altar mayor, con un pasaje de la vida de Cristo (Cristo y Zaqueu y Cristo y un Samaritane). Después, siéntese y admire el techo abovedado, decorado con bajorrelieves policromados que representan a los apóstoles. Se organizan en 3 grupos de 4. Intente identificarlos: Oseias, Joel, Amos y Miqueias; después, Isaías, Nahum, Jeremías y Ezequiel; y finalmente, Daniel, Ageu, Zacarías y Malaquias. Este techo tiene una riqueza y una belleza extraordinaria y es fácil darse cuenta de que esta capilla se considera una joya de la arquitectura religiosa de Esposende.

En uno de los extremos de la Praça do Município, vemos el busto del poeta António Correia de Oliveira, nacido en S. Pedro do Sul (Viseu) el 30 de julio de 1879. En 1879 vive en Antas en la Quinta de Belinho. . Con las influencias de Antero de Quental y guerra Junqueiro, su poesía exhibe una nostalgia nacionalista, de raíces populares, cultivando términos patrióticos. Correia de Oliveira muere el 20 de febrero de 1960.

El edificio donde se ubica el Ayuntamiento data del siglo XVI y se caracteriza por los arcos redondos de su fachada. Ubicado en el cruce de las principales rutas de tránsito, se formó alrededor de los nuevos barrios y calles, correspondientes a la fase inicial de la expansión urbana de la ciudad en 1572. Desde 1732 a 1758 y más tarde, entre 1870 y 1893. , el edificio se agranda, avanzando a través de la parte central y norte del barrio, la fachada principal, orientada hacia el sur, está embellecida. A lo largo del siglo XX, fue remodelado y ampliado.

En la calle 1º Dezembro, más conocida como "Rua Direita", podemos comprar recuerdos en las tiendas de esta calle, que es una de las más agitadas de la ciudad, un verdadero centro comercial al aire libre.

En el corazón de la Rua 1º Dezembro, en el centro de la ciudad, se encuentra el Palacete de Valentim Ribeiro da Fonseca. Un edificio de estilo Art Nouveau, construido a principios del siglo XX, por Valentim Ribeiro da Fonseca, con la firma del arquitecto Miguel Ventura Terra, destinado a la vivienda. Este ilustre habitante de Esposende, nació en Palmeira de Faro, pueblo de este municipio, en 1855. Muy temprano, emigró a Brasil, donde ganó una gran fortuna. Pero nunca olvidó su tierra natal y aquí tuvo un papel importante, teniendo su nombre asociado con la construcción del Teatro-Club y el Hospital. Estos 2 edificios y su casa, son hoy un patrimonio de valor incomparable, teniendo las características del arquitecto portugués Miguel Ventura Terra.

Después de la "Rua Direita", en la plaza Rodrigues Sampaio, está la Iglesia Matriz. La capilla original, dedicada a Nossa Senhora da Graça, data de 1566 y fue sustituida en 1758 por la nueva iglesia renovada llamada Matrix Church de la Vila de Esposende, con el altar mayor y una nave. principal, abovedado, con una sacristía, altares laterales, dos escritorios y dos campanarios, invocando a Santa María dos Anjos, patrona de Esposende. Entre 1885 y 1886, la iglesia se renovó por dentro y la fachada se mejoró y se erigió al gusto neoclásico de tres cuerpos. A partir de este trabajo, resulta la instalación del órgano. En 1968, el campanario también está equipado con un reloj. En el interior, podemos ver las vidrieras, los paneles de azulejos y la pila bautismal.

En la plaza Rodrigues Sampaio se encuentra el busto de António Rodrigues Sampaio. Político liberal y periodista, nacido el 25 de julio de 1806 en la aldea de Mar, ocupando cargos importantes, incluso habiendo ocupado el cargo de Presidente del Consejo de Ministros de Portugal (1881).

Rodrigues Sampaio fue una de las más grandes figuras del liberalismo portugués en ese momento, un destacado periodista y parlamentario. Una personalidad controvertida, controvertida e incluso revolucionaria, pero siempre coherente y fiel a sus principios y planes, fue un agitador de renombre nacional, que le valió el apodo de "Sampaio da Revolução", ya que era el editor jefe del periódico "A revolução de setembro ». Su bandera siempre ha sido la monarquía constitucional. Murió en Sintra el 13 de septiembre de 1882.

También en la plaza Rodrigues Sampaio, en la parte occidental, se encuentra el “Monumento ao Homem do Mar”. Esposende siempre ha vivido frente al mar y de ella alimentó a su gente, sufrió desgracias y peligros. Para las celebraciones de 500 años de descubrimientos marítimos, el ayuntamiento decidió erigir un monumento de "Homem do Mar". La estatua diseñada por los "Irmãos Bom Pastor", fue inaugurada en diciembre de 1997. Está compuesta por cinco esculturas, cuatro hombres y una mujer, y una quilla de un barco. Simboliza el esfuerzo de la población que se alimentaba del mar y también aquellos que construyeron los barcos necesarios para las maniobras marítimas.

Cerca se encuentra el Museu Marítimo de Esposende, que se encuentra en el edificio del Instituto de Secorros en Náufragos. Inaugurada en 1906, la “Estação de Secorros a Náufragos” de Esposende reemplaza la antigua "casa do Salva Vidas", una choza de madera, que desde 1876 fue el hogar del bote que se utilizó para rescatar a los náufragos de la comunidad pesquera y comercial.

Hasta los años 70 del siglo XX, este salvavidas y heroica tripulación marcó la diferencia entre la vida y la muerte en el Mar de Esposende.

El edificio fue completamente remodelado por la Asociación Foro Esposendense y allí se instaló el Museo Marítimo, inaugurado en 2012. Aquí hay un verdadero botín histórico, cultural y sentimental, que evoca la memoria de la comunidad marítima del municipio. Si sube a la cima de la torre, también disfrutará de una vista panorámica privilegiada de la ciudad, el estuario y la desembocadura del río Cávado.

Las piscinas municipales de Foz do Cávado, a continuación, se integran en un complejo de ocio entre la "Avenida Marginal" y la margen derecha del río Cávado. Disfrutará de una piscina de olas, agua dulce e hidromasaje o, si lo prefiere, una piscina de agua salada en el exterior. El complejo también incluye un gimnasio y una zona comercial con un espacio reservado para catering.

En la plaza D. Sebastião, frente a las Piscinas Municipales Foz do Cávado, se encuentra la estátua de D. Sebastião. El 19 de agosto de 1572, el rey D.Sebastião asiste a Esposende, le otorga el estatus de Ciudad y, por lo tanto, la hace autónoma en Barcelos. Durante la conmemoración del IV centenario de este momento, tan importante para Esposende, el Ayuntamiento decidió erigir un monumento en memoria del rey, con un lugar en su nombre. La estatua fue donada por “Direção Geral dos Edifícios y Monumentos Nacionais do Ministério das Obras Públicas”. La inauguración de esta obra de Lagoa Henriques, realizada en la Fundación Bronces Arísticos, tuvo lugar en 1973.

En la avenida Eng.Eduardo, Arantes e Oliveira, después del Marcado Municipal en el norte, cruzando la calle Piloto da Frita, se encuentra la Capilla de S. João Batista, cuya construcción se remonta a finales del siglo XVI. Fue construido sobre una plataforma de piedra, con forma de pequeña mazmorra, en la playa del río Cávado, al norte de la boca de la iglesia del Ribeiro do Rego.

Esta mazmorra se usó para asegurar la capilla de manera segura, especialmente durante las mareas altas del invierno. Ha sufrido varias reconstrucciones, incluyendo en 1655, la fecha se grabó en la base de la cruz sobre el porche. La capilla actual es fruto de las obras del año 1740.

Cerca de la capilla se encuentra el cruceiro (cruz) que data de 1660, que originalmente se encontraba frente a la puerta de la capilla, en una plaza de media luna. A finales del siglo XIX, se cambió a donde está ahora.

Al final de la Calle São João, en el norte, por la Av. Rocha Goncalves, podemos ver el Hospital Valentim Ribeiro da Fonseca, un proyecto de Miguel Ventura Terra a petición del benefactor y "torna viagem" Valentim Ribeiro. Inaugurado en 1916, reemplaza los servicios del antiguo Hospital Sam Manoel, también propiedad de Santa Casa da Misericórdia. Ubicado en una vasta zona de jardines, al norte de la ciudad y, a pesar de los muchos trabajos de remodelación y ampliación que cambiaron la parte trasera, el edificio ha conservado sus características originales. Tiene una imponente fachada neoclásica en el oeste, con tres cuerpos simétricos, el medio de mayor tamaño, con una escalera de acceso y coronado con la esfera armilar republicana.

Continuemos nuestro recorrido, por la av. Ing. Eduardo Arantes e Oliveira, a orillas del estuario del Cávado, la Praça das Lampreias, con una espléndida vista del río.

El fuerte de S. Joao Batista, se encuentra cerca de la desembocadura del Cávado, al pie del río y el mar. Un pequeño bastión construido en estrella, con una batería de artillería. Es un edificio del siglo XVII, cuya construcción fue encargada por D. Pedro II pero duró hasta el siglo siguiente. Este fuerte aseguró la seguridad del bar Cávado hasta las invasiones francesas (siglo XIX).

Actualmente, en este fuerte se encuentra el farol d'Esposende. Consiste en una torre cilíndrica de hierro rojo, de quince metros de altura, basada en una base de hormigón y rematada por una linterna con un alcance de 20 millas náuticas.

La fusión del río y el mar, en la desembocadura del Cávado, y un espectáculo digno de observar. El río desemboca en el estuario, en una curva lenta hacia el Atlántico.

En el oeste, está protegido por los bancos de arena de Ofir y al este por la ciudad de Esposende. Este cuerpo de agua se mueve sin interrupción hasta su final cuando se sumerge en el Atlántico. Hay lugares maravillosos para observar este paisaje de belleza indescriptible, ya sea un paseo por lo marginal, caminar a pie o un simple paseo en bicicleta.

Poema "A morte da agua"
Uno de mis paseos favoritos fue a Esposende para ver al Càvado saltar al mar. Hay un bar adecuado para eso. Un río es la infancia del agua. Los bancos, la cama, todo lo protege allí. Es en la desembocadura que existe la aventura del mar.
Finaliza la posibilidad del árbol genealógico, visible en el anillo del dedo. Acaba la hipótesis de un pasado.
Es convivialidad con la distancia, con lo inconmensurable. Es el anonimato. Es en todo momento el agua que se embarca en esta aventura. Adiós bancos verdes, puentes de despedida, despedida de peces conocidos. Ahora el mar es salado, la aventura es sin retorno, incluso con la marea alta. Y es en Esposende que me gusta observar, durante horas, a cambio de un imperial, la muerte de un río que ha envejecido rompiendo piedras y plantas, que ha luchado, y superado obstáculos.
No puedo volver. Ahora es la muerte. O la vida.

Ruy Belo, en Obra poética, I, 1984, p.182.