a

Fines de semana gastronómicos

En la mesa de restaurantes del concejo de Esposende podrá degustar los diversos platos típicos de la región, como la Lamprea y las Clarinhas de Fão.

El concejo de Esposende – “Terra de Mar” en el distrito de Braga – nos presenta una cocina basada en la excelencia del pescado y el marisco, preparada y cocinada con arte y maestría por los profesionales de la restauración. La Lamprea del Río Cávado, que pasa por la lubina y el pulpo de Apúlia, además de los “sargos”, “fanecas”, “carapaus”, “congros”, las sardinas y muchas otras delicias que hacen especial el sabor de los comensales. De la multiplicidad de sabores del mar que caracterizan la gastronomía de Esposende, vale la pena mencionar otros productos endógenos, como los Vinos Verdes que son de productores locales y son embotellados, las verduras de la franja costera, los dulces locales con destaque para las famosas Clarinhas de Fão, o también los quesos y las mantequillas dos Lacticínos de Marinhas.


LAMPARA


Lampreia

La lampara sangra suspendida quitando el intestino y abriendo la cabeza, quitando el hígado, las huevas y cortando la cola. Se limpia cuidadosamente y se corta en trozos sumergidos en vino. La sangre debe recogerse en un plato hondo y emulsionarse en vinagre y vino. Marinar 2 horas con sangre, vino, sal, pimenta, ajo y perejil. Los trozos de cebolla picada, agua, chorizo y lamprea escurrida se colocan en la sartén. Saltear 10 min. Retire lamprea y se agregue el jarabe cona agua. Cuando hierve, se arroja el arroz y cuando está casi listo, vierte la sangre. AL ir a la mesa se agrega la lamprea. Queda se un “arroz a fugir” (arroz huyendo).


Clarinhas de Fão


Clarinhas de Fão

Doce de Chila: Cocine la chila después de pelar y quitar el “intestino”. Triturar y remojar durante 2 días. Luego exprima, pese y ponga el azúcar. Ponga el azúcar en la estufa hasta que llegue a un punto dulce, luego vierta la chila y después de estar en un punto ligero, retírelo del fuego y mezcle las yemas de huevo necesarias (aproximadamente 6 yemas de huevo).
Masa tierna: Ponga una porción de harina en un tazón, abra un agujero en el medio y vierta un poco de mantequilla. Se amasa, colocando unas gotas de agua tibia sazonada con sal. Amasar bien y después de descansar un rato, extender los pasteles se untan y se rellenan con chila. Se fríen en ping y se rallan y, finalmente, se espolvorea con azúcar molida o “icing sugar”.

Download da brochura: Fins de semana gastronómicos